Ir a la página de Gobex
paso a la accesibilidad pulsando cambia el tamaño del texto cambiar texto a tamaño pequeño cambiar texto a tamaño mediano cambiar texto a tamaño grande
Ir a la página de la Consejería de Agricultura
Porcino
Clasificación de explotaciones

Todas las explotaciones porcinas se clasifican en alguno/s de los siguientes grupos y subgrupos, de acuerdo con las características que en los mismos se señalan:

A) Por su orientación zootécnica:


Ganaderías de Selección, serán las dedicadas a la explotación y mejora de:

a) Razas Puras, entendiendo por porcino de raza pura para reproducción, todo animal de la especie porcina, cuyos padres y abuelos estén inscritos o registrados en un libro Genealógico de la misma raza y que él mismo esté inscrito o registrado en dicho libro o pueda ser inscrito en éste.

b) Reproductores porcinos híbridos, entendiéndose el animal de la especie porcina que esté Inscrito en un registro y proceda de un cruce planificado, ya sea entre reproductores porcinos de raza pura pertenecientes a razas o líneas diferentes, ya sea entre animales que procedan a su vez del cruce de razas o líneas diferentes o ya sea entre animales que pertenezcan a una raza pura y a una u otra de las categorías citadas anteriormente.

Ganaderías de Multiplicación.

Se entiende por ganaderías de multiplicación aquéllas dedicadas a la explotación de razas definitivas con «standard racial» aprobado oficialmente en España, o a la multiplicación de estirpes selectas procedentes de las ganaderías de selección, con el fin fundamental de obtener hembras con destino a la reproducción, debiendo reunir los siguientes requisitos:

Contar con un efectivo mínimo de treinta hembras de cada raza que exploten en fase de reproducción.

Estar los verracos que se utilicen inscritos en los Libros Genealógicos o en los Registros Oficiales de Ganado Selecto correspondientes.

Llevar un programa definido de profilaxis e higiene contra las principales enfermedades de la especie.

Explotaciones de Recría de futuros reproductores: Estarán dedicadas a la recría-engorde de lechones procedentes de una sola explotación de selección o multiplicación, cuyo destino sea la reproducción o, marginalmente, la fase de acabado de cebo.

Explotaciones de Transición de reproductoras primiparas: Serán las explotaciones que alberguen exclusivamente hembras primíparas procedentes de una sola explotación de origen, para ser fertilizadas y comercializadas con carácter general como reproductoras gestantes,

Ganaderías de producción:

a) Se entiende por ganaderías de producción aquéllas cuya actividad se limite a la producción de animales con destino a su cebo, en la propia explotación o para su venta a cebaderos.

b) las ganaderías de producción se dividen en:

Explotaciones de ciclo cerrado: todo el proceso productivo -cría, recría y cebo- tiene lugar en una misma explotación y utilizando únicamente la producción propia.

Explotaciones de venta de lechones y/o primales: el proceso productivo se limita a la cría hasta el destete y/o a la recría para su cebo posterior en cebaderos autorizados.

Tipo Mixto: son las explotaciones que utilizando sus propios lechones, recrían y ceban, sin perjuicio de que parte de dichos lechones o primales sean transferidos a otros cebaderos autorizados.

Cebaderos. Estarán dedicados al cebo de animales con destino al sacrificio, con la única excepción de ¡os animales del tronco ibérico que podrán finalizar el cebo en montanera como paso previo a¡ sacrificio.

Aprovechamientos de montaneras:

Serán los dedicados exclusivamente al aprovechamiento en régimen de montanera, con un número de cerdos no superior a 350, siempre con una carga ganadera inferior a un cerdo por hectárea, en los períodos comprendidos entre el 1 de octubre y 15 de abril, en superficies dadas de alta conforme a la Orden de 23 de septiembre de 2011 o la disposición que en su momento la sustituya, sobre identificación de parcelas y recintos de dehesa requerida por el Real Decreto 1469/2007, por el que se aprueba la norma de calidad para la carne, el jamón ibérico, la paleta y la caña de lomo ibéricos. Los cerdos a su entrada deberán contar con el peso requerido por esta norma de calidad y ser alimentados para que a su salida sus productos puedan estar amparados como de bellota o terminados en montanera.

B) Por su capacidad productiva:


Explotaciones industriales.

a) Serán explotaciones industriales las de producción o cebaderos, dedicadas a la comercial ización de dicha producción.

b) las explotaciones con reproductoras poseerán una capacidad de alberque de reproductores y sólo podrán cebar los cerdos que le correspondan en razón de su capacidad de alojamiento autorizado para cebo.

c) Las explotaciones industriales se clasifican en los siguientes grupos en función de la capacidad productiva o de alojamiento autorizado:

Grupo I: de 6 a 50 reproductoras y/o hasta 350 animales de cebo.

Grupo I I: de 51 a 200 reproductoras y/o hasta 2.000 animales de cebo.

Grupo I I I : de 201 a 750 reproductoras y/o hasta 5.500 animales de cebo.

d) No se autorizarán explotaciones nuevas o ampliación de las existentes para una capacidad superior a la establecida en el grupo ffi.

Explotaciones familiares, serán aquéllas que alberguen un máximo de cinco reproductoras y/o veinticinco cerdos de cebo.

Explotaciones de autoconsumo, serán aquellos cebaderos que no comercialicen su producción y su objetivo sea el abastecimiento exclusivo de la familia que las sostienen, no pudiendo sobrepasarse por explotación la cifra de 5 animales.

Explotaciones especiales, en las que se incluirán las de selección, de multiplicación, los centros de inseminación artificial, las de recría de reproductoras y las de transición de reproductoras primíparas y los núcleos de producción porcina, sin que en cualquier caso su capacidad productiva supere la del Grupo 111 de las explotaciones industriales definidas en este artículo.

C) Por el Régimen de Explotación:


Extensivas, entendiéndose como aquellas explotaciones cuyos sistemas de producción porcina cuentan con recursos naturales adecuados para su aprovechamiento por el cerdo, fundamentalmente en régimen de pastoreo en áreas del ecosistema de dehesa y organizado racionalmente. Se incluyen en este grupo las explotaciones de cebo en montanera.

La explotación extensiva debe contar con una base territorial mínima y en la que la especie porcina constituya la carga ganadera suficientemente representativa durante todo el año o de temporada. La base territorial mínima irá en consonancia con la carga ganadera, no entendiéndose como extensivas aquellas explotaciones que superen los 15 cerdos por hectárea.

Las explotaciones extensivas estarán cercadas perimetral mente, de tal manera que se impida el acceso de otros animales domésticos o salvajes.

Intensivas, son aquéllas en las que el ganado porcino está alojado en las mismas instalaciones en las que se suministra la alimentación, fundamentalmente a base de pienso compuesto, incluso aquéllas que cumpliendo lo anterior, usen la modalidad de cría al aire libre con el denominado «sistema camping».

Mixtas, son el resultado de la coexistencia del régimen de explotación extensivo e intensivo.

Comunales o de benéfica, son aquéllas administradas por Ayuntamientos, Sociedades Benéficas o similares, precisando, por su propia naturaleza, una ordenación específica en su sistema de manejo.